“La Noche Oscura del Alma” [Liu Suria]

“• La humanidad la está viviendo ahora a nivel colectivo • Esto se parece mucho al concepto de “la gran tribulación” • La gran batalla de Armagedón sería lo que vivimos ahora • “No se puede llegar al Alba sino por el sendero de la noche” • Estos días serían acortados para aliviar el sufrimiento de los justos • Habría señales astrológicas de salvación para anunciar la nueva era • Las experiencias colectivas forman parte de la nueva era de Acuario • San Juan de la Cruz fue el máximo exponente de esta crisis espiritual • Asín Palacios reconoció el símil de la noche oscura de sufis y cristianos • En su ensayo “Un precursor hispano-musulmán de San Juan de la Cruz” • Ibn Abbad al-Rundi fue el precursor musulmán de San Juan de la Cruz • Santa Teresa de Lisieux la llamó “la noche de la nada” hasta que se iluminó • Estamos en una noche oscura del Alma antes del amanecer de un nuevo día • Los mapas espirituales cristianos, sufíes, budistas e hidúes son muy parecidos • Se habla de la noche oscura en todas las tradiciones místicas de la humanidad. LA NOCHE OSCURA DEL ALMA POR SAN JUAN DE LA CRUZ: En una noche oscura con ansias en amores inflamada ¡oh dichosa ventura! salí sin ser notada estando ya mi casa sosegada, a oscuras y segura por la secreta escala disfrazada, ¡oh dichosa ventura! a oscuras y en celada estando ya mi casa sosegada. En la noche dichosa en secreto que nadie me veía ni yo miraba cosa sin otra luz y guía sino la que en el corazón ardía. Aquesta me guiaba más cierto que la luz del mediodía adonde me esperaba quien yo bien me sabía en sitio donde nadie aparecía. ¡Oh noche, que guiaste! ¡Oh noche amable más que la alborada! ¡Oh noche que juntaste amado con amada, amada en el amado transformada! En mi pecho florido, que entero para él solo se guardaba allí quedó dormido y yo le regalaba y el ventalle de cedros aire daba. El aire de la almena cuando yo sus cabellos esparcía con su mano serena y en mi cuello hería y todos mis sentidos suspendía. Quedéme y olvidéme el rostro recliné sobre el amado; cesó todo, y dejéme dejando mi cuidado entre las azucenas olvidado.”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: