“La Compensación Primaria: Gula y Lujuria” [Antonio Carranza]

Aquí Antonio Carranza presenta una útil explicación sobre cómo las carencias espirituales y afectivas de las personas suelen ser compensadas (de manera siempre parcial y contraproducente) por aspectos primarios de la experiencia humana, como el hambre y el deseo sexual. Así, frente a una carencia de afecto o baja autoestima, las personas tienden a comer en demasía (gula), lamentándolo poco después por sus efectos sobre el cuerpo, y a veces provocandose el vómito (ciclo de bulimia-anorexia). Con la sexualidad ocurriría algo muy parecido…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: