“El Evento: El Toroide Humano Curado Mediante Nuestra Transfiguración” [Lori Pollina]

“Mi objetivo en esta serie de charlas sobre el Evento es dar una comprensión práctica de lo que se necesita para migrar como un individuo de la oscuridad y la separación de la tercera dimensión hacia un reino más poblado de Amor universal e interdependencia. Para hacer este viaje, debemos purgar el denso trauma emocional del miedo y las dudas que nuestros cuerpos han sufrido en la Tierra, así como cambiar nuestro mecanismo de navegación de la mente al corazón. Sólo entonces seremos capaces de restablecer conscientemente nuestro lugar de nacimiento entre las estrellas. En el momento de nuestra transfiguración que predice el Evento, cada alma encarnada emergerá de su densa capa externa o contenedor psicológicamente transparente, telepático, dirigido por el corazón y capaz de dar y recibir amor de verdad. Para dar este paso final, tendremos que reactivar el Toroide Humano. Este acto de “recordar” nos capacitará para mantener nuestra individualidad, así como también nuestros límites energéticos en este nuevo estado de interrelación armonioso. El próximo evento se puede ver como el “furgón de cola” de un tren que ahora está entrando en el territorio de la quinta dimensión. Para cuando llegue a la estación, muchos de nosotros estaremos fuera del tren, acomodándonos en el paisaje de una nueva tierra. Creo que la mayoría de nosotros ahora somos capaces de reactivar nuestro Toroide energético y esta simple visualización y meditación ayudarán a restablecer algo que no es solo un sistema universal, sino nuestro derecho de nacimiento. En su diseño, el toroide humano es un sistema autosuficiente de energía, como una serpiente que muerde su propia cola, siendo sostenida continuamente por el Dios o Creador de nuestros corazones. El Toroide es un sistema de flujo de energía cerrado impulsado por su núcleo energético (o conexión de corazón a la Fuente). En su centro, una esfera Toroide dirige su corriente energizada hacia arriba y hacia afuera en diagonal en todas las direcciones, envolviendo su propia ruta esférica hacia abajo a lo largo de los lados y luego se extrae de su base, hasta el núcleo, solo para repetir el ciclo sin cesar. Esta fuerza motriz autogenerada para los humanos es el corazón, ubicado centralmente, delante de la columna vertebral, y se visualiza mejor como generada y mantenida por el ciclo de entrada y salida de la respiración en la parte superior e inferior de nuestros corazones, respectivamente.” Seguir con subtítulos y traducción:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: