Culminando y Cerrando Ciclos, Caminos, Situaciones o Relaciones – una Nota de Jennifer Hoffman

Aquí volvemos a presentar una nota de Jennifer Hoffman, tanto en audio en el inglés original, como en una versión traducida nuestra.


Culminación y Cierre

Por Jennifer Hoffman

Frente a cualquier situación en la que necesitemos terminar cosas, ya sea una experiencia de vida, una relación, una parte de nuestro camino de vida, o una creencia o perspectiva, solemos querer cerrarla luego de que culmine apropiadamente, sin arrepentimientos, pena o trauma. Pero esto último es lo que casi siempre sucede. A pesar de nuestros mejores esfuerzos y nuestros más profundos deseos de terminar con una situación, luchamos contra la sensación de que algo terminó, porque una parte de nosotros quiere saber si las cosas podrían haber sido diferentes. ¿Qué necesitamos hacer? Comprender la culminación y el cierre, y aprender a dejar que ocurran.

En cualquiera de estos casos, nuestro papel es solo parcial, pues hay otra persona o situación involucrada. Y cuando se trata de una persona, debemos reconocer su potencial energético, su capacidad de luz y su libre albedrío. Si bien es difícil aceptar que alguien no quiere lo que ofrecemos, no se trata de nosotros, se trata de ellos y de su capacidad de imaginarse a sí mismos en una frecuencia, con una luz, con una energía en particular. A pesar de lo que pensemos sobre el potencial de los demás, es su capacidad y disposición para aceptar dicho potencial lo que decide los resultados de nuestras trayectorias comunes.

Entonces, para percibir que algo se ha completado debemos permitirnos reconocer que hicimos nuestro mejor esfuerzo y que también lo hizo la otra persona, pero que tales esfuerzos no confluyeron en un resultado positivo. A partir de ahora, las relaciones deben ser compatibles energéticamente para poder avanzar. Y sentir que algo se ha completado significa no sólo entender todo el proceso de manera profunda, sino tambien recordar que estamos en la vida de otros para mostrarles ciertos caminos, sin que tales caminos sean siempre los mejores para ellos.

Para poder cerrar debemos culminar el proceso, después de aceptar las opciones de la/s otra/s persona/s, de separar nuestras expectativas y deseos de sus potencialidades y capacidades, y de evitar el wishful thinking (pensamiento esperanzado). Porque eso es lo que hacemos cuando pensamos que, si lo intentáramos más, hiciéramos más, nos impulsáramos con más fuerza, recorriéramos 100 millas más, podríamos haber cambiado la situación. Y las ilusiones nos mantienen atrapados en ciclos de sanación que no sirven a nuestro camino de ascensión. Pensemos en estas situaciones difíciles como un esfuerzo final para terminar nuestras relaciones kármicas.

A través de muchas vidas, este viaje kármico nos ha llevado a ofrecer luz, verdad, o una experiencia de mayor potencial a otras personas, recibiendo a cambio su rechazo. Si queremos completar el proceso y cerrar, tenemos que aceptar su elección de permanecer  tal vez en esa oscuridad y densidad que creen adecuada para ellos, sin entrar a juzgar si están equivocados o no.

La bendición del culminar un proceso de esa índole y cerrar deriva de que, cuando finalmente dejamos ir, permitimos que otros entren en nuestro espacio energético. Entre ellos pueden haber amigos, compañeros o vínculos que nos eleven, nos apoyen y nos reconozcan; que no necesiten healing, que no busquen ni dolor ni drama; y ​​que puedan darnos y recibir de nosotros.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: