Una Cultura de Síntesis (Reflexión del Dr. Fernando Arizábal, terapeuta sintergético)

Me es muy grato presentar aquí el primero de (esperamos) muchos aportes a este blog del Dr. Fernando Arizábal Loaiza. Fernando es médico cirujano, con formación en medicina integrativa, sintergética, constelaciones familiares y psicoterapia contemplativa. Es también docente universitario, y, sobre sí mismo, enfatiza su compromiso con la gestación y el logro de una sociedad iluminada.

La reflexión que nos presenta llama la atención por el contraste entre la sencillez de su forma y la profundidad del mensaje. Es un mensaje que llama a hacer un alto en el camino y comenzar a observar la riqueza, la perfecta complementariedad e interdependencia de todo lo que nos rodea, de modo de iniciar, o continuar, el largo proceso del despertar de la conciencia, así como reconocer finalmente, que la dualidad  que siempre ha estado en el centro de nuestra existencia es una gran ilusión, porque somo parte de un gran todo.



Una Cultura de Síntesis

Por Fernando Arizábal Loaiza

Desde hace un  buen tiempo que la visión del mundo, el universo y de nosotros mismos está cambiando. Estamos trascendiendo ya ese antiguo paradigma de creer que estamos  viviendo en un planeta frío, hostil, inerte y aislado, en el cual también nosotros, como habitantes, caminamos perdidos, huérfanos y resignados a las leyes de una vida que no conocemos, cual veletas en un día de tormenta y viento, sin rumbo y sentido.

Entonces, empezamos a vislumbrar, a darnos cuenta y encontrar un mundo interdependiente, integrado, relacionado, orgánico y ecológico; muy lejos de los valores actuales de  competitividad, egoísmo, consumismo, injusticia, separación y explotación que predominan en nuestra actual sociedad. A la vez, vamos descubriendo paulatinamente las inagotables posibilidades de plenitud y desarrollo latentes en el interior de cada ser humano.

La encrucijada actual y la nueva relación entre el ser humano, el planeta y el universo también está permitiendo que esté surgiendo una nueva visión de la vida que emerge en todas las ramas del saber: Física, Biología, Medicina, Psicología, Economía, Educación, Sociología, Política y Arte entre otras.

Se hace cada vez más evidente que el universo es un tejido unificado y cada uno de nosotros constituye una parte significativa de él. El Universo es parte de nosotros y nosotros parte de él. Es tiempo de comprender que vivimos inmersos en una red de sistemas totalmente integrados y relacionados de manera interdependiente.

Que cada pensamiento, sentimiento y acción que realizamos tiene una repercusión en nuestro entorno; para bien o para mal. Empezando su radio de acción de esas actitudes sobre nosotros mismos, la familia, la comunidad, el país, el continente y el planeta entero. Es decir, somos tan responsables de lo que nos ocurre y de sus consecuencias derivadas de nuestros actos.

La crisis actual por la que atraviesa nuestro planeta en su conjunto es producto del estado de evolución de la conciencia de la humanidad; por ello es inconcebible una solución radical, definitiva y permanente sin una transformación interior y sin un avance hacia la conciencia global y sistémica.

Tener la arrogancia desde una perspectiva egocéntrica colocando el camino del hombre por encima del sendero de la evolución nos llevará a la destrucción y aniquilamiento.

Nuestra responsabilidad consiste en repensar al hombre como una unidad eco-sistémica compleja que involucra y contiene la síntesis del todo. Esta síntesis reside en la conciencia, y sólo aquel que perciba más allá del cuerpo y la mente accederá a niveles de orden y estructuración superior.

Construir una cultura de síntesis es ampliar nuestra visión de nosotros y de los otros; ver un panorama amplio, inclusivo e integrador; donde los opuestos se vuelven complementarios, las diferencias encuentran puntos de convergencia, lo distinto se asemeja, la verdad se puede decir de diferentes maneras, los múltiples colores pueden formar un precioso arco iris y las diferentes notas pueden componer  una bella melodía. Que la vida asemeja un diamante de mil caras, donde cada faceta es una forma de ver la existencia, pero sobre todo donde cada uno de nosotros vea en los demás su  propio reflejo, comprendiendo que lo que haces a tu semejante te haces a ti mismo y  que lo que  siembras cosechas. Esto es despertar.

Despertamos cuando nos convertimos en agentes de cambio, vínculos relacionales de la gran trama de la vida. Eslabones de la gran cadena del ser y partícipes de la gran sinfonía del universo. Cada uno dando su nota particular, tocando el instrumento que le corresponde y en la posición que la vida le encomendó. Ser consiente es percibir lo esencial en cada uno de nosotros y en los demás, en nuestros actos y en la naturaleza de todo lo que nos rodea.

Cuando despertamos podemos decir, esto sí es conmigo, ese dolor lo siento y eso que pasa también tiene que ver con nosotros; dejamos así, la indiferencia por responsabilidad. El tinte de exclusivismo por la inclusividad  y la inercia e inacción por la participatividad. Nos sentimos vivos, activos y creativos; renunciado al automatismo, la repetición y la rutina. Salimos de la auto conmiseración y lastima  dándonos cuenta que somos nosotros los artífices de nuestro propio destino. Entramos así, en la vía de la síntesis: El bien común con compromiso global sobre todas las cosas.

Despertar a una nueva conciencia y establecer una cultura de síntesis, involucra una gran responsabilidad en el ejercicio de la verdad, y  solamente la verdad nos hará libres.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: