El Vaticano, la Arquitectura de Poder Mundial y lo Oculto a Plena Vista: Dos Inquietantes Miradas

Francisco I, el Papa Jorge Bergoglio, visita Chile y Perú. Guardando distancias frente a las enfervorizadas multitudes que en el pasado recibieron a Juan Pablo II, se mantiene cierta disposición de algunos grupos a dejarse llevar por la ‘histeria colectiva’ y casi divinizar al visitante, olvidándose que representa a una cúpula institucional que ha respondido de una forma desconcertante ante el surgimiento de copiosa evidencia sobre pedofilia (como punta del iceberg frente a otras calamidades) en sacerdotes católicos de todo el mundo, y sin duda en el mismo Vaticano. Poco se comprende a nivel mundial que los millones de dólares/euros pagados como compensación a las víctimas provienen de las ofrendas de los católicos de todas partes.

Con pleno respeto a la fe católica de muchas personas bien intencionadas y honestas, en esta era de develamiento es necesario tomar conciencia de la verdadera naturaleza de las religiones y del papel de su jerarquía institucional, y del significado específico de la Iglesia Católica. Asimismo, confrontar un testimonio muy doloroso acerca de lo que habría sido verdadero papel de la Iglesia de Pio XII en el holocausto de la 2da Guerra Mundial.

La Iglesia Católica, el Sacro Imperio Romano, y los Jesuitas

En una nota previa he comentado sobre el sincretismo en torno a Jesucristo, y la tarea de ‘branding’ de Jesucristo que el Imperio Romano de Constantino impulsó en el Concilio de Nicea. Pues bien, con el paso de los siglos, para muchos, la Iglesia Católica ha logrado desarrollar una imagen espiritual que logra esconder su enorme poder en lo político, en lo económico, y en lo simbólico: Para muchos, la Iglesia Católica sostiene la herencia del Sacro Imperio Romano Germánico; se convierte en su prolongación.

De otro lado, mientras más se investiga, la Orden de la Compañía de Jesús – la orden jesuita aparece más claramente como un gran poder dentro del poder – según algunos, con más poder que el mismo papado, debido a: (a) la formación disciplinada y alcance mundial de sus cuadros; (b) su visión estratégica y capacidad militar (algunos añadirían, además, sus vínculos con el ocultismo).

Para algunos, como plantea el texto de Alan Lamont presentado por el blog Adoninas, la orden fue realmente fundada por (San) Francisco de Borja (quien habría simplemente contratado a Ignacio de Loyola) con esta finalidad estratégica, y habría ejercido una parte importante del poder mundial, ejecutando numerosas conspiraciones, y siendo uno de los cuadros importantes detrás del proyecto de Nuevo Orden Mundial.  Según dicho texto, varias de las cabezas de las mayores familias de la elite serían familias de la llamada ‘nobleza negra’ en Italia, ‘papales’ por haber tenido papas en su árbol genealógico, en parte vinculada a la logia masónica P2, que tiene gran influencia sobre el Vaticano.

Otros, por cierto, adjudican ese papel, quizás de forma complementaria, a la Orden de Malta, como sugiere este texto del blog Información por la Verdad. Lo que es cierto, fuera de cosas, es que el Vaticano tiene una riqueza incalculable y parece estar ligado, a través de su banco, a la mafia y todo tipo de operaciones dudosas. Comprensiblemente, además, existe información de que podría estar vinculado al tráfico de niños y a la pornografía infantil (de lo cual se habría encontrado evidencia en el Vaticano).

¿Un Holocausto ‘Nazi-Jesuita’?

También el blog Adoninas presenta la traducción de las ocho secciones de un texto del irlandés Frank O’Collins sobre lo que habría sido, ‘una de la mayores conspiraciones de la historia’. O’Collins revela provenir de una ilustre familia de jesuitas irlandeses cercanos a los papas, y luego de un periodo de incredulidad haber ido aceptando, poco a poco, “una historia dramáticamente distinta de la que nos contaron”.

De hecho, la historia tiene elementos que desafían el sentido común. Esta orden siempre se ha presentado como ilustrada y moderna, y sin duda lo es, aunque con una agenda particular. Pues bien, el texto plantea que los mayores niveles de gobierno de esta orden operan en base a una agenda de control de poder, y son esencialmente satánicos (aunque orientados a una deidad sanguinaria de los tiempos de Babilonia – Ba’al o Moloch). Por ello, al estar dedicados a un cálculo de intercambios energéticos, para lo cual utilizan las llamadas ‘lineas ley’ etéricas en la tierra, habrían estado detrás del holocausto de la II Guerra Mundial (el cual no habría tenido un significado político sino, más bien, uno religioso). Los líderes alemanes, formados por jesuitas, habrían acordado con Pío XII desarrollar una purga religiosa que habría sido no de seis sino de hasta 18 millones de personas, y que habría afectado no solo a judíos, sino también a cristianos protestantes, ortodoxos griegos y rusos, musulmanes, y otros. De ese modo, no solo se exterminaba a no-católicos por doquier, con lo que sería una complicidad real de los aliados, sino que se estaba realizando un enorme sacrificio humano que liberaba gran cantidad de energía para su culto.

Como siempre, este es un texto para leer con discernimiento, aunque parece haber más evidencia que para varios de los otros temas que solemos discutir. Tal evidencia ha sido, siempre, cuidadosamente silenciada o atacada. La fuente original del documento traducido aparece aquí.

Esto es parte de lo que la querida píldora roja nos muestra de forma tan directa y radical…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: