La Tierra en 2018: ¿Y si realmente no todo fuera lo que parece? ¿Y si una Nueva Era fuera posible?

¡Bienvenidas y Bienvenidos! Esta primera entrada de “Tiempos de Cambio” busca responder a un gran reto: Intentará dirigirse a un público ilustrado e interesado en la realidad humana actual, incluso tal vez en etapas iniciales de cuestionamiento del discurso oficial que describo abajo, pero no necesariamente ‘iniciado’ en lo que llamamos una nueva (o renovada) cosmología.

Asimismo, esta entrada es consistente con el principio del respeto de las ideas de todas las personas, y con la convicción de que la información porta mensajes que sirven más a quienes los pueden utilizar mejor (o que sintonizan mejor con ellos) en ese momento. Por todo ello, cada quien debe discernir si la información está ‘destinada’ a uno o no. Y el discernimiento no es solo racional – implica también el reconocer, cultivar y refinar nuestra intuición, algo que eventualmente cambiará nuestra experiencia del mundo.

Finalmente, mucha de la información aludida en este artículo corresponde a conocimiento técnico que no ha sido obtenido mediante los métodos convencionales, ni publicada en la literatura científica, sino que es presentada también de formas que cuestionan lo que se califica como reduccionismo científico, y que anuncian por sí mismas la posibilidad de otras formas de conocer y de reconocer, otras epistemologías. No esperamos que el lector crea todo lo que lee, pero para poder seguir esta información hará falta, por lo menos, considerar la posibilidad de que tal información aporte una parte de la ‘verdad’. En un futuro no muy lejano, esperamos que este blog pueda contribuir a un diálogo entre personas de la academia que se posicionan en distintos paradigmas o ‘cosmologías’ sobre la realidad de la tierra y sobre los cambios que podrían ocurrir.

La Tierra en 2018: El Discurso Oficial

La humanidad vive tiempos de grandes contrastes. Según la historia oficial y los medios de masas, en los dos últimos siglos se ha observado progresos considerables en industria y tecnología que mejoraron su esperanza y nivel de vida de forma considerable, aunque los mismos avances tecnológicos produjeron armas muy destructivas, que han permitido verdaderos genocidios en las últimas décadas. Si bien se ha dado un avance formal en las nociones de democracia y derechos humanos, y dentro y fuera de los países se han constituido instituciones que buscan expresar tales avances, en la práctica su aplicación ha sido desigual y, con frecuencia, fraudulenta, dando lugar a injusticias disfrazadas de progreso. Vivimos un mundo marcado por el permanente fantasma de la guerra, con una distribución extremadamente injusta de los recursos, hasta el punto de que muchos aún mueren de hambre, mientras otros siguen acumulando riquezas inconmensurables. Los problemas son obvios, pero se piensa que tal es la naturaleza humana y que no hay mucho que hacer para resolverlos. Se sigue sosteniendo que una tercera guerra mundial puede ocurrir en cualquier momento, y que nuestra realidad está marcada por la divergencia de intereses, el egoísmo y el conflicto.

El Revolucionario Internet y la Diversificación de los Flujos de Información

Sin embargo, en los últimos veinte años, y cada vez más, gracias al radical impacto que el internet tuvo en la comunicación mundial, se ha venido difundiendo una lectura distinta sobre la realidad humana, sobre nuestros conflictos y miserias, y sobre nuestro probable futuro. Desde la noción ‘oficial’ sobre el origen del universo, la aparición del ser humano, y la historia de las sociedades, dicha lectura distinta sobre lo que somos parecería ser un atrevido, aunque absolutamente ridículo desvarío de un grupo creciente de personas emocionalmente inestables, o demasiado inocentes, que suscriben en números crecientes un conjunto de teorías conspirativas sobre temas tan diversos como el papel de la conciencia en el origen y la transformación de la experiencia física, o la existencia de civilizaciones distintas a la nuestra en el universo, o la posibilidad de que formas de control distintas a las de las estructuras de gobierno formales hayan guiado los destinos de los pueblos en el curso de la historia formal.

‘Hay Algo Más’: La Integración de Antiguo y Nuevo Conocimiento Cosmológico

Sin embargo, números crecientes de personas, día a día, van tomando conciencia de que hay ‘algo más’, de que existen muchas cosas que siempre hemos dado por descontadas y que ahora, de pronto, han dejado de parecernos claras y lógicas, como antes. Más aún, las ideas alternativas que el internet ha permitido difundir, aunque incompletas y con frecuencia confusas y no sustentadas, parecen converger hacia un cuerpo creciente de conocimiento que sintetiza algunas nociones científicas antiguas y modernas (particularmente las de la física cuántica), y que bebe tanto de datos empíricos modernos como de testimonios de personas que afirman haberlos recibido mediante procesos meta-sensoriales, tales como la telepatía (o, para el efecto, la llamada ‘canalización’), la clarividencia/clariaudiencia, técnicas de ‘hipnosis regresiva’, o lo que se ha dado en llamar ‘experiencias cercanas a la muerte’ y ‘experiencias fuera del cuerpo’.

Una Gran Transición Positiva

Uno de los conceptos claves implícitos en esta cosmología recobrada es el de que un gran cambio, un cambio positivo, es inminente. Este concepto tiene sentido si se da por sentada una cosmología diferente, es decir, otra perspectiva específica sobre la realidad del universo y de la vida humana. Muy brevemente, a grandes trazos, dicha perspectiva plantea que:

  • La realidad primordial en el cosmos es espiritual – y también lo es nuestra realidad humana en tanto conciencia. La conciencia es eterna, mientras el cuerpo es temporal.
  • La conciencia busca someterse a situaciones que le permitan evolucionar. Por ello ‘encarna’ en mundos físicos que la expongan a aprendizajes que no son factibles en las dimensiones espirituales.
  • Nuestra experiencia física en la tierra tiene ese objetivo: nos enfrenta a una ‘realidad’ pensada para el aprendizaje y evolución de las conciencias. Dicha experiencia es dura por varios motivos: Primero, porque se vive sin el recuerdo de la realidad eterna, y bajo la idea de que solo somos cuerpos físicos limitados por la materia; luego, porque en esta ‘realidad’ nos enfrentamos a un esquema de dualidad extrema entre bien y mal, verdadero o falso, positivo o negativo; y también porque durante varios milenios han predominado las acciones que refuerzan la dualidad y la separación.

Pero en este periodo tiene que darse una transición como parte de un ciclo cósmico: el sistema solar se verá expuesto a radiación electromagnética de frecuencia mucho mayor a la regular, que determinará el final de la dualidad extrema que hemos vivido en estos últimos milenios. Por ello, nos corresponderá, a nosotros y al planeta, experimentar una transformación hacia nuevas formas de vernos en el universo, y de experimentar nuestros cuerpos físicos, luego de comprender y aceptar, como parte de lo que hemos sido, todo acerca de los mecanismos de control, manipulación y opresión que nos hicieron una civilización tan violenta y autodestructiva. En teoría, aún no tendríamos la capacidad de describir el futuro cercano de la humanidad, porque correspondería a una clase de experiencia no plenamente inteligible desde nuestro actual paradigma cosmológico.

En futuras entradas y en otros espacios del blog iremos abordando temas de interés en cada una de estas áreas, incluyendo los cambios relativos a la gran transición que, al menos para mucha gente que se considera ‘despierta’ y que los sigue ávidamente, serían una realidad en construcción.

Deseamos a todas y todos que el 2018 nos permita avanzar en una gran transformación interna, de la cual el gran cambio positivo externo sería solo un mero reflejo.

¡Feliz Año 2018!

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑